La amenaza islámica: una peste a erradicar.

Llevamos una larga temporada recibiendo una serie de señales inconfundibles: esa peste, esa religión abominable, falsa y maloliente llamada “islam” está tratando de imponerse, por la fuerza, a todo lo que conocemos, apreciamos y denominamos civilización occidental. Civilización que, por otra parte, yo considero que es la única digna de tal nombre en las circunstancias mundiales actuales.

No es la primera vez que lo afirmo; pero no me duelen prendas en volverlo a decir: Es profundamente deseable y beneficioso para la raza humana que el Islam en todas sus versiones desaparezca de la faz de la Tierra. O sea exterminado, de algún modo. Tanto da.

Y esto es así porque el Islam es una religión que atenta contra TODOS los principios que en Occidente consideramos como irrenunciables: la libertad; la paz, el derecho a vivir y el respeto a las normas de convivencia. En todo eso, y en mucho más, se cisca el Islam. Todo el. Hablamos de una religión de violencia; hablamos de una religión instaurada por un pederasta (según cuenta el propio Corán, Mahoma se “casó” con una de sus mujeres cuando ésta contaba con seis años. En su “infinita sabiduría” este canalla esperó a desvirgarla a que tuviera nueve añitos).

De esa gentuza estamos hablando. Es interesante, además, echar una mirada a ésta noticia.

Y no es una voz alarmista la que alzo: estamos en guerra, y no la hemos empezado nosotros: la empezaron ELLOS llamando al ASESINATO de Salman Rushdie; empezaron ELLOS intentando asesinar a un dibujante por el “atroz pecado” de unas caricaturas del granuja de Mahoma… y siguen siendo ELLOS los que declaran sin rubor que Al Andalus es suya, y que van a venir a por ella. ¿Que más necesitamos para reaccionar? Pero mientras, aquí, nos la cogemos con papel de fumar subvencionando mezquitas, aceptando Imanes terroristas y criminales que en nuestro propio suelo atizan la violencia en contra del occidental… Y así, hasta la náusea.

Ellos no van a parar en eso. Cada día leemos nuevas agresiones contra nuestro modo de vida: para muestra, un botón.

¿Vamos a esperar mucho a reaccionar? Pensadlo cuando los veáis pasar a vuestro lado por la calle. Y no olvidéis mirar disimuladamente hacia atrás… nunca se sabe quien será el siguiente.

8 pensamientos en “La amenaza islámica: una peste a erradicar.

    • arturo dice:

      Salam Alei-KUM, que es lo mismo que una m pa tos lo que no piensen como nosotros.

      A esto nos lleva este "govierno", y prueba de ello un botón de la wikipedia política:

      Fantástico, a punto para la politipedia: José Bono-Loto Bizcochón, supuesto político hon-rao que "comurga" bizcocho en S.C. Bromeo. Defensor de las libertades periodísticas y radiofónicas y "compi" del actual presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zetaparo. Eminente paladín de la asignatura Educación para la Ciudaborreguería (EPC). Uno de los padres del congreso de la vergüenza nacional.
      Conocido por su veracidad y su talante – que – no – talento (menudo lío). sic.

  1. Epiro dice:

    Lo tenemos más simple con sólo aplicar la constitución, es decir, en España hombres y mujeres son iguales y tienen los mismos derechos, el islam no piensa lo mismo, luego no puede aceptarse ningún tipo de pensamiento discriminatorio porque atenta contra los derechos más fundamentales del ciudadano.

  2. LOL dice:

    Erradiquemos no sólo el Islam, si no todas las religiones y de paso también la política y comportémonos como lo que supuestamente somos… Animales racionales.

    Sólo la tecnología y la ciencia nos llevarán a un futuro mejor.

    • JDT moro dice:

      Ninguna otra religión en el mundo dicta matar a los que no sean como ellos ni a conquistar nacuines ni decapitar infieles. Eso es propio solo del islam musulmán.

  3. warrior dice:

    Estimados amigos. Muerto el perro se acabó la rabia. ¿recuerdan el bombardeo de Dresden? Toda la población civil alemana fue confluyendo en esta preciosa ciudad. Los aliados esperaron su momento y bombardearon la ciudad causando miles de muertos, muchos de ellos asquerosos fanáticos nazis…

    Pues la solución para exterminar al asqueroso islam, asco me da de escribirlo y pronunciarlo, es asi de sencilla. Aprendamos de la historia y del bombardeo de Dresden. Expulsemos a estas cucarachas asquerosas de Europa antes de que se adueñen de ella y nos degollen violen a nuestras mujeres y nos obliguen a rezar el asqueroso corán. Expulsémoslos de Europa y de Estados Unidos. Que se vayan a sus apestosos y asquerosos paises y una vez alli CUATRO BOMBAS ATÓMICAS DE LA POTENCIA DE CIEN HIROSHIMAS. EL ISLAM PASARA A SER UN MAL SUEÑO Y OCCIDENTE, EL ORDEN, LA CIVILIZACIÓN, EL PROGRESO Y LA CULTURA SE HABRÁN SALVADO.

  4. warrior dice:

    Me olvidaba. Para esos cerdos islámicos que odian el cerdo o me compro cada año un enorme jamón delicioso y me hincho de embutido que está delicioso. VIVA EL CERDO. EXTERMINIO AL ISLAM. Claro, muchos me criticarán. Es normal. Especialmente me criticaran los perros islámicos tachándome de genocida. Pero no olvidemos que para restaurar la democracia y los derechos humanos en Europa durante la Segunda Guerra Mundial también tuvimos que coger las armas y disparar a los asquerosos nazis. Y esto es un aviso… Igual que Hitler fue derrocado el Islám es el siguiente en caer. Valientes hijos de zorra.

  5. JDT moro dice:

    Hay que prohibir el islam simplemente por no ser compatible con la democracia y ser pura APOLOGIA DEL TERRORISMO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *