“Zorras & Cía.” Nueva Empresa Gubernamental.

Nuevo LOGO de ésta empresa gubernamental.

Hola a todos.

Ya voy avisando que hoy vengo de mal humor.

Y, entre otras razones, es porque uno a veces se siente idiota. Debe de ser porque uno también tiene conciencia, que a veces le dice, bajito: “idiota, idiota.“. He aquí una desventaja que evidentemente tengo en comparación con un progresista del PSOE. Yo tengo conciencia, y él no. Yo tengo un sistema que me avisa si estoy siendo idiota y, el progre del PSOE (evidentísimamente) no tiene nada que le avise de su estulticia. Claro que ésto es obvio mirando a ZPARO y a su gobierno.

¿Que porqué me siento idiota? Por ingenuo. Porque cuando uno cree que las golfillas y golfillos miembros (y miembras) del Gobierno del PSOE ya no tienen la capacidad de sorprender a un adulto medianamente leído como yo… llega una noticia determinada, y me vuelve a subir la tensión. Por eso me he sentido idiota: Por pensar que los tronchamoñigos del PSOE no podrían sorprenderme o soliviantarme más de lo que ya han hecho.

Mentira.

Me lo han vuelto a hacer.

Hoy, la noticia con la que han vuelto a tocarme las narices los cabrones del gobierno es la siguiente: (NOTICIA).

La razón del título de hoy.

Y yo, días atrás, haciendo gracietas acerca de los “Komisarios Políticos” de los energúmenos sin padre conocido del PSOE. Y va y resulta que ya esos hijos de apellidos maternos han pensado en implantarlos en nuestra sociedad cuales boñigas aplastadas en la carretera. Es decir, muchos, malolientes, estúpidos y completamente inútiles. Inútiles, obviamente, para realizar tareas prácticas. Para adoctrinar seguramente sean de lo mejor. Los cabrones.

Sí, ya avisé que venía de un mal humor especial. Y si me place llamar a los miembros (y miembras) del Gobierno de España piara de cabrones con pintas, lo haré. Al fin y al cabo, para la Real Academia Española el significado de cabrón es claro, conciso y yo diría que extremadamente sutil, suave y hasta de buena educación:

1. adj. coloq. Dicho de una persona, de un animal o de una cosa: Que hace malas pasadas o resulta molesto. U. t. c. s.

¿Está claro? Porque yo la única duda que tengo al respecto es que si llamo cabrón a un ministro, no sé si me estoy refiriendo a una persona, un animal o una cosa.

Bueno, pues vomitado por escrito éste desahogo, pasemos a ocuparnos del asunto que ha vuelto a sacarme de mis casillas, cuando yo ya estaba pensando en escribir sobre alguna otra cosa que no fuese el gobierno de los coj… en fin. Cosas como las mentiras del cambio climático, o sobre el abuelete traidor y criminal de ZPARO, o el hijo de puta del Che Guevara. Algo divertido, para variar.

Pues va a ser que no. Va a ser que hoy toca escribir sobre esos zorrones desorejados que por pura imbecilidad de ZPARO ocupan el banco de los ministros. Las idiotas. Me estoy refiriendo a Bibiana (alias “La Miembra”) Aído y presentándose por primera vez en éste blog Trinidad (alias “La Trini”) Jiménez.

Y tengo para las dos. Que hoy vienen en “pack”, como los yogures. Para que salgan más baratas.

Para empezar, nos ocuparemos de Bibi “La Miembra” Aído: Resulta que aquí la Stalinista de las rodillas curtidas quiere crear una red de “Comisarios Políticos” que, a imagen y semenajanza de su modelo soviético, se “introduzcan” en las empresas y en las cadenas de mando de las mismas para “controlar” y “vigilar” la paridad entre hombres y mujeres. Imaginemos. una serie de individuos fracasados, amargados, fanáticos y evidentemente inútiles (¿Quien sino un progresista iletrado y con trazas de cretinismo patológico buscaría semejante empleo?) (¡Pardiez! Acabo de regalaros la mejor definición de “militante del PSOE” que he oído en años. De nada.) Entrando y saliendo de las empresas, con poder suficiente para decir al dueño y empresario de turno, con aliento cazallero: “Oye, patrono fascista, o contratas a otra mujercita, o te suspendo la actividad. ¿Te he hablado de mi prima la Jenny? Busca trabajo…” Va a ser precioso. Y el patrono, dueño de la empresa y del dinero que la sostiene, tendrá que agachar la cabeza ante el “komisario” que responde solamente ante la “Miembra” Aído.

Va a ser muy bonito. Y luego habrá gente que se escandalice cuando lo más bonito que puedo decir de ésta tropa es que son un hatajo de cabrones. ¿Es que podría decirlo de forma más moderada?

El caso es que, bueno. Ya imagino cómo lo tienen planeado: de ahí el título que encabeza éste artículo. Estaremos en crisis, pero yo creo que el gobierno lo organizará de la siguiente manera: creará una megaempresa pública para contratar a todos los Komisarios de Igual-dá que pueda, derrochando en el intento varios cientos de millones de euros; y dicha empresa tendrá dos divisiones, como las chachi-estupendas de USA; una, la de las zorras, vamos a comentarla ahora. Y la “Cía.” serán, obviamente, el colectivo de “komisarios y komisarias” que se ocuparán de velar por la pureza de la igualdad en las empresas privadas. ¿No va a ser bonito? Precioso, diría yo.

Y ahora, hablemos de zorras.

Es decir, de Trinidad Jiménez y su proyecto de crear otra red de “comisarios de sanidad” que, tras presentarse de improviso en todos los colegios -públicos y privados- llegando a toda velocidad en furgonetas camufladas, irrumpirán en las aulas dónde nuestros hijos y hijas se forman (o lo intentan, si van a un público) y se dedicarán a adoctrinarles en la mejor forma de poner un preservativo y ejercer su DERECHO a la libertad sexual con todos sus -escabrosos- detalles. Todo ello, sin tener en cuenta a los padres, ni a sus derechos, ni a los derechos de los alumnos, ni al ideario del colegio, ni a… ni a nada. el PSOE HA DECIDIDO cómo, cuando y dónde va a lavar el cerebro de nuestros hijos, y nosotros no tenemos derecho a objetar nada. Está en la ley: leanla.

Leanla, porque son nada menos que 11 artículos de la Ley del Aborto los que se dedican a legislar cómo, cuando y dónde el PSOE adoctrinará a nuestros hijos.  ¿Quieren tener una idea de por dónde van los tiros? Nada más fácil: lean lo que se destila de una “viñeta” que usa el Gobierno Extremeño para “celebrar” la educación sexual:

Tonto+tonta=embarazo; listo+tonta=aventura: tonto+lista=boda: y, por fin, listo+lista=sexo y diversión, sin complicaciones.

Y lo peor de todo es que yo ya me estoy temiendo lo que va a ocurrir la primera vez que a un padre se le inchen las narices y se presente en el aula de su hijo mientras los “comisarios de salud sexual” estén enseñando a su hija la mejor forma de poner un condón con un falo de goma y sin mediar palabra le atice al “comisario” una manita de hostias y el bonito y educativo falo de goma acabe introducido por entero en alguna cavidad del “comisario” de “La Trini” Jiménez.

Y, ¿Sabéis una cosa? Existe la posibilidad de que ese padre cabreado acabe siendo yo mismo. Y si no, al tiempo.

El PSOE y la educación: preparando las mejores putas desde 2010.

Buenas.

Bueno. Ya asumo que a alguno o alguna (ya sabéis, miembros y miembras) va a sentirse escandalizado por el título de éste artículo. Pues tengo un mensaje para esa posible persona: Que te den por dónde amargan los pepinos, rojiprogre. Sin acritud, eso sí.

Más escandalizado me quedé yo cuando leí la siguiente NOTICIA.

Esto, caballeros, señoras y animales progresistas se llama ingeniería social. Es decir; lo que ocurre cuando una panda de facinerosos hace dejación de funciones de sus tareas principales (la crisis, cabrones. Ocupaos de la crisis) y se dedica a intentar moldear a la sociedad de acuerdo a una estrategia e ideales definidos.

Y no. Yo voto a un partido para que gobierne, no para que me diga como debo pensar yo o cómo debo educar a mi hijo. Puedo entender que dadas las más que obvias limitaciones mentales y psicológicas del rojerío progre algún miembro (o miembra) del PSOE pueda pensar que la gente necesita ser guiada espiritualmente hacia una meta que les otorgará la felicidad progresista completa.

Por cierto. Si alguien encuentra tenebrosas similitudes entre las intenciones del progresismo y las intenciones de cualquier secta dónde se abusa de menores y se lava el cerebro de los débiles e idiotas que ingresan en ellas… enhorabuena. YO también encuentro esas similitudes.

El problema, una y otra vez, vuelve a ser el mismo: la profunda idiotez ovina del común de los mortales. De esa manada rumiante que, por pura bondad, me obligo a llamar compatriotas.

¿Es que no lo ven? Que no. Que no puede ser. Que el gobierno NO ESTÁ para decirnos como pensar, como educar, como sentir o como creer: en el peor de los casos, el gobierno puede limitar algunas formas de educar, comportarse o vivir. Pero NUNCA, JAMÁS, decirnos a los mayores de edad qué debemos pensar. Porque cuando lo hace, y el fascista PSOE lo intenta, nos encontramos en medio del fascismo más negro, sucio y cruel: aquel que reniega de lo que es disfrazando de políticas y políticos de postín a una piara de zorras y cabrones que bien pudiéramos encontrarnos en lo más tirado y bajo de la ciudadanía. Y, por cierto, como no voy a enfrentarme a ninguna extraña demanda, ya aclaro desde aquí que, cuando hablo de políticas zorras, NO me estoy refiriendo a ninguna de las ministras del PSOE en activo. De ningún modo. Que va. (Para salir de dudas, sugiero examinar sus fotos oficiales).

En realidad, no cabe decir mucho más, porque la noticia se comenta sola. Si bien es asumible que el silencio y el tabú que existía hace 60 años sobre el sexo no era bueno, es mucho menos asumible que esa ley del silencio se convierta en algo del estilo a “¡A follar todos! el PSOE lo aconseja!”. Poniéndolo como objetivo en las ya de por sí calenturientas mentes adolescentes. Y sí, son mentes calenturientas: lo sabemos porque hemos pasado por ello. Y sabemos que no necesitábamos que nos animasen, y no lo hicieron… ahora bien, si desde el poder establecido te animan a probar nada menos que el “sexo anal”… la cosa puede que no guste, con razón, a los progenitores que, a la postre, son los que van a tener que lidiar con los problemas, depresiones, enfermedades y excesos que puedan surgir. Porque desde luego, la ministra del ramo no va a venir a solucionarlo. Estará ocupada. Y seguramente, de rodillas.