FIRMA INVITADA: @floresfrio: “ODA A LA ARBOLADURA DE UN MORLACO AGONADADO”

no images were found

 

 

 

[notice]

Hoy, tengo el honor y la suerte de presentaros la primera colaboración externa a este blog. ¿Que puedo decir que no transmitan sus palabras? La persona que las escribe es un español de raza; un patriota y un caballero de honor. Es un privilegio presentaros este escrito. 

 

Os recomiendo fervientemente que le sigáis en Twitter; preguntad por @floresfrio

[/notice]



ODA A LA ARBOLADURA

DE UN MORLACO AGONADADO.





Érase un morlaco desnutrido,

érase un manso “reconcomio”

Érase que se era,

por su cornamenta conocido.

Era, de nombre,   “Rajolín” reconocido. 

De terrible arboladura,

por los Miura era temido.

Pero, ¡Ay! Si se acercaban… 

Era morlaco compungido.

Cuando percibía raza, 

de casta Española,

en bravas batallas ganada, 

al olor de la Sangre huía.

Pues el cobarde y traidor verraco, 

como un perro se sentía.

Navío pirata pensaban, 

pues tal era su altura, 

que ni galeón ni fragata, 

comparaban en trapío.

Era tal, su envergadura, 

que a por vergas acudieron al baldío.

Y pirata fuera,

De Albión siendo amigo,

saquea su Granja

de doblones zainos, 

pues negro es el oro

de España extraído.

Recuerda España dolida

la hombría encendida

del valiente marino 

cojo, manco y tuerto,

en Pasajes concebida.

Vasco, y rediez, español.

Tamaña era su fama

que a la voz de:

ES EL MEDIO HOMBRE

Todo el Almirantazgo huía.

Pero ¡Ay! Tan poca era su bravura, 

que una rata  ponía en fuga 

a tan arbolado trapío.

Quiera España otra imagen, 

pues “este” representa 

la más baja “bravura”, 

por el mundo reconocida, 

como la mayor cobardía.

Era tan manso “Rajolín”,

que a las hienas ayudaba. 

Tal era su miedo, 

que ni a médicos acreditaba.

Y las fieras encantadas

llenas de doblones estaban.

Tan era así, 

que con la anuencia de “Rajolín” gobernaban 

con su hiel asesina, 

a su deshonrada cabaña.

De Gules la Enseña blasona

la sangre honrosa vertida

Por los héroes de la Patria sufrida.

Madre que pierde a sus hijos, 

a los que Dios nunca abandona.

Pero aquí el manso revoca

y como traidor leguleyo reacciona,

a las Hienas vende nuestra alma, 

llenando sus bolsas de pitanza áurea.

Maldita alimaña malparida 

de las entrañas de  Caín, 

que por míseros sueldos permites

de España la rotura siniestra.

Venden tus mercaderes la Patria 

con mansedumbre podrida, 

dando querencia insana

a  traidores de España.

Sucias heridas provocan 

falaces tenderos felinos, 

que rompen mi España partida

en mil pedazos bovinos.

Y espera España a sus hijos, 

en demanda de feroz defensa 

que Dios y la Patria reclaman 

de intrépidos soldados heroicos.

Tierra de honrado trabajo 

que tus vendidos secuaces saquean,

y tú, manso, tremendo astado, 

con tu soez cobardía destruyes.

Llora mi Madre, España, 

Porque algunos, 

sus hijos, la deshonran. 

Llora mi Madre, España, 

porque algunos, 

sus hijos, la desprecian.

Llora mi Madre, España, 

porque está abandonada.

Morlaco manso, felón  

seguidor de alimañas asesinas, 

acémila encornada, 

vil bestia sobornada, iluminada, 

por mal nombre “Rajolín”,

oye a la Patria enojada.

España reclama su Historia.

España reclama su honra.

España llama a sus hijos, 

con desgarradores lamentos 

y largas lágrimas tiernas.

Pues, España,

nuestra Madre,

ama a todos sus hijos…

@floresfrio